Los Diez Departamentos Locales de Salud del Sur de California nos envían un mensaje urgente para las fiestas navideñas de quedarse en casa y mantenerse a sano

De parte de los 10 departamentos de salud locales de California, agradecemos a todos por hacer su parte en reducir la transmisión del COVID-19. A medida que las primeras dosis de la vacuna son administradas en nuestras comunidades, podemos finalmente ver un rayo de luz al final del túnel. A medida que esa luz se acerca, tenemos la esperanza de estar un paso más cerca de volver a hacer las cosas como antes y ver a las personas que más extrañamos.

A pesar de esta buena noticia, sabemos que las próximas semanas y meses son críticos. Estamos experimentando ahora el peor momento de la pandemia. Nuestros números de casos, muertes y hospitalizaciones son los más altos que hemos visto hasta ahora. Nuestra capacidad en la UCI está en un nivel limitado. Estamos batiendo récords todos los días, y no en el buen sentido de la palabra. Nuestros sistemas están siendo abrumados, y el virus se está propagando por todas partes.

Las repercusiones de esta pandemia son más graves entre los miembros de nuestra comunidad más vulnerables a este virus, incluidos nuestros familiares y adultos mayores, los miembros de nuestra comunidad que realizan trabajos esenciales para asegurar que todos tengamos los bienes básicos que necesitamos y los que viven en nuestras comunidades que tienen menos oportunidades para cuidado de salud. La pandemia ha cobrado un gran número de víctimas y ha intensificado las condiciones de la salud en estas comunidades. No podemos continuar en nuestro camino actual sin enfrentarnos a graves consecuencias para nuestras familias, amigos y los negocios locales que hacen de nuestras comunidades lugares tan especiales para vivir.

Este es un momento crítico en el que todos deben hacer su parte para derrotar a COVID-19. Entendemos que la gente está cansada, pero las medidas de salud pública no son el enemigo, sino el camino para una recuperación más rápida y sustentable. Todos debemos comprometernos a tomar precauciones y a respetar los protocolos de salud pública, incluyendo la actual Orden de Permanencia en Casa, a reabrir negocios y escuelas, a viajar para ver a nuestras familias y amigos en persona, y a celebrar cualquier otro evento importante.

Podemos hacer todas estas cosas pronto, pero sólo si todos seguimos las medidas de salud pública eficientes y basadas en hechos como el uso de cubrebocas, el lavado de manos, la sana distancia y sólo viajar para los viajes esenciales. Muchos de nosotros estamos propagando el virus sin saberlo – más del 50% de los contagios provienen de personas que no tienen síntomas – así que todos debemos evitar las reuniones y actividades sociales con aquellos que están fuera de nuestro hogar. Si hacemos estas cosas, en unas pocas semanas podríamos empezar a ver los números disminuir y la curva doblada. Ayudaremos a nuestros sistemas a aumentar su capacidad para gestionar y poner fin a esta pandemia. Si fallamos, nuestros mejores investigadores médicos son claros: habrá consecuencias aún peores para nuestras familias y nuestra economía.

Podemos hacer todas estas cosas pronto, pero sólo si todos seguimos las medidas de salud pública adecuadamente y basadas en hechos como el uso de cubrebocas, el lavado de manos, la práctica del distanciamiento social, y sólo viajar para los viajes esenciales. Muchos de nosotros estamos propagando el virus sin saberlo – más del 50% de las exposiciones provienen de personas que no tienen síntomas – así que todos debemos evitar las reuniones y actividades sociales con aquellos que están fuera de nuestro hogar. Si hacemos estas cosas, en unas pocas semanas podríamos empezar a ver los números a disminuir y la gráfica a bajar. Podemos ayudar a nuestros sistemas a aumentar su capacidad para administrar y poner fin a esta pandemia. Si fallamos, nuestros mejores investigadores médicos son claros al decir: habrá consecuencias aún peores para nuestras familias y nuestra economía.

Todos somos vecinos en California, aunque vivamos en diferentes ciudades y condados. El virus no conoce fronteras y sigue afectando gravemente a todos nosotros, especialmente en este momento. El final está a la vista, y la luz al final de este oscuro túnel seguirá brillando, pero sólo si todos hacemos nuestra parte ahora mismo. Todos tenemos la responsabilidad personal y colectiva de reducir la transmisión de la pandemia y eliminar el virus lo antes posible. Unámonos ahora para un 2021 más brillante y saludable.

Login

Please note this login is to submit events or press releases. Use this page here to login for your Independent subscription

Not a member? Sign up here.